Una Chaulafanita en Paris!

 

ReisenachParis

 

El año pasado fue Praga, este año le tocó el turno a la ciudad de Paris. Sin duda una de las cosas que más me gusta hacer es viajar, me fascina subirme en un avión con esas cosquillas en la panza que sólo me dán cuando sé que estoy a punto de descubrir un lugar nuevo, especial y que voy sobretodo bien acompañada, a un ladito bien sentadito mi esposo y entre mis manos mi cámara, lista para capturar cada momento.

Cuando el piloto dijo que llegaríamos a una Paris fría y lluviosa creo que debo haber sido la única en el avión que tenía la sonrisa de oreja a oreja. Para que me entiendan un poquito:

Desde pequeñita siempre que he visto imágenes de Paris han sido de sus calles mojadas, su ambiente nostálgico, su neblina cubriendo la torre Eiffel, los parisinos con sus narices afiladas caminando elegantemente con sus abrigos largos y hablando con ese acento encantador… es que simplemente no podía (ni puedo!)  imaginarme la ciudad de Paris de otra manera que no fuera de esa. De hecho a veces cuando veo fotos de Paris en verano, abarrotada de turistas, con mucho sol y con la gente casi caminando en bikini, no sé porqué pero me “choca”, es como si las cosas no se complementaran en mi cabeza. A lo mejor estoy loca pero es así como lo veo, por esa razón ir en pleno invierno a Paris era una decisión única e inevitable.

Y fue así exactamente como siempre me la había imaginado que apareció ante mis ojos. Llevar un paraguas nunca se sintió tan cool! Paris es realmente INCREIBLE! No encuentro palabras, yo soy de las que a penas pisa una ciudad lo primero que critica o comenta es la arquitectura y claro, una vez en el metro tuve que contenerme para no gritarles a todos: QUE BALCONES!!!!!!!! QUE VENTANAS!!!!!!! QUE TECHOS!!!!!!!!!!!

Arquitectónicamente hablando la ciudad es una maravilla, mires por donde mires, siempre hay un edificio que te quitará el aliento, hay partes incluso que tienen tanta belleza junta que uno podria estar por más de 10 minutos dándose una vuelta entera parada en el mismo lugar con los ojos abiertos de par en par. Algo parecido me pasó en Praga, es una sensación abrumadora pero tremendamente inspiradora.

El que sí que estaba realmente abrumado era mi esposo, el pobre cogió un resfrío de esos que te dejan como apaleado y el día que llegamos estaba muy cansado, afiebrado y sin muchas ganas de nada, así que desde el inicio disfrutó muchísimo de la habitación del Hotel (Hotel Mercure París Montmartre Sacre Coeur) que por suerte era muchísimo mejor de lo que yo había pensado! No sólo la habitación era super confortable y calientita, sino que la ubicación era excepcional y por si fuera poco las vistas eran de postal.

Si abrías las cortinas te topabas en frente con una fachada típica parisina, que por cierto con la luz del amanecer se veía exactamente como la secuencia de una película de amor:

Tejados parisinos

Luego si te aburrías de ver la vida ajena en los edificios de al frente lo único que debías hacer era mirar a los costados. Del lado izquierdo te encontrabas nada más y nada menos que con La famosísima Basílica del Sagrado Corazón:

Sacre Coeur

Ya saben la basílica blanca que sale en la película de Amelie!  Desde el hotel como pueden ver se veía no sólo la Basílica en sí sino parte de Montmartre con sus casitas y si se fijan bien en la parte de abajo se pueden ver un poquito los mausoleos del cementerio.

Y por si la vista al Sacre Coeur y los tejados parisinos te parecen poco…del lado derecho estaba la estampa más típica de la ciudad, creo que no hace falta que le haga presentaciones, verdad?

Eiffel Tower

 

Pues si, en efecto, se podía ver la ciudad con una gran avenida y en el fondo la inigualable Torre Eiffel. Así que mientras mi marido descansaba y se recuperaba un poco,  yo estaba “en mi salsa” sacando fotos aquí, allá, más allá, cambiando lentes, sacando lentes, cambiando de aperturas, etc etc etc y todo desde la cómoda y templada habitación del hotel :)

Por la noche lamentablemente mi esposo seguía sintiéndose malito así que lo dejé bien arropadito, me puse mis botas agarré la cámara y me fuí solita a descubrir Montmartre al anochecer, con sus luces encendidas, sus cafés abiertos y topándome de vez en cuando con grupos de turitas.

Y bueno, ya sé que esto no vá a sonar muy romántico pero caminar sola por esas callecitas me hizo sentir tan bien, es que una cosa es ir acompañada y otra distinta es ir solita sin mapas ni indicaciones solo con esa certeza de que vás a descubrir por tí misma algo pintoresco y fotografiable. Por su puesto que es lindo ir de la mano del marido, pero muy muy de vez en cuando si existe  la oportunidad de ir por tu cuenta y  caminar por lugares especiales debes aprovecharla, porque son momentos irrepetibles.

Noche

 

Los días siguientes decidimos caminar con pausas, no agotarnos demasiado, ver lo que se podía ver, ya teníamos entradas para ver el palacio de Versailles así que fuimos y por supuesto que valió la pena, el lugar es indescriptible, las salas, las lámparas, los cuadros, todo todo  es tan elegante y bonito, merecen un post a parte!

Luego esas interminables caminatas recorriendo el Quartier Latin y el barrio de Saint-Germain, descubriendo la Catedral de Notre Dame, las pequeñas librerías en las calles cercanas, las florerías y las tienditas con dulces en sus vitrinas, todo muy acogedor, pero sin duda mi momento preferido fue cuando caminamos bordeando el Sena al atardecer. El día había estado muy frío y lluvioso pero justo una hora antes de la caída del sol se despejó un poco y ya saben, cuando eso sucede generalmente los atardeceres son ESPECTACULARES porque hay nubes y el sol tiñe todo de colores que parecen casi acuarelas.

SUNSET

 

Y allí mismo nos quedamos para ver como se encendían las luces de los puentes y de la torre, fue todo super bonito, sin duda fue “el momento parisino romántico” del viaje :)

El día que ya tocaba regresar caí yo también con el resfriado pero me atiborré de analgésicos y dimos un último paseo antes de irnos al aeropuerto. De hecho ahora que lo pienso tengo aún esas fotos en la cámara y es que aunque estuvimos poquititos días igual y como ya es muy típico de mi saqué miles de fotos, las cuales por supuesto iré posteando en las redes sociales poquito a poco.

Quería agradecer por cierto a todit@s los que me dejaron comentarios cuando pedí consejos/tips sobre Paris, muchísisimas gracias, sin duda volveremos a visitar esta hermosa ciudad en algún otro momento y podré seguir tachando cosas de la lista gigante que hice con sus recomendaciones.

Merci! <3

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone


14 responses to “Una Chaulafanita en Paris!”

  1. Elizabeth says:

    Julia:

    ¡Que maravilla que hayas podido disfrutar de Paris! Es de esas ciudades para volver siempre.

    Que penita que tu esposo se haya enfermado ;( Pero ya tienen pretexto para volver a disfrutarle

    Si, es cierto Paris frío tiene su encanto, ese de las fotos, los libros, pero en a principios de verano o finales, tiene su encanto, por que los colores son distintos, como el de Amelie Y el agua del Jardín de las Tullerías que sale fresquita fresquita
    Tienes que verlo alguna vez así ;)

    Yo tenía locura por Paris, pero me ha dejado un poco decepcionada con algunas cosas, quizás fue de tanto idealizarlo y al verlo tan terrenal eso pasó. Pero aún así, siempre vuelvo.

    Yo te pensaba y decía Julia se va a tratar de meter todo París con los ojos y las fotos, A mí me pasa, quiero traérmelo todo todo incluida la Torre Eiffel jajajaj
    Ya las fotos que nos has mostrado son para un libro!!!

    Siiii los atardeceres y las luces sobre el Sena son lo mejor!!

    Te sigo recomendando cosas de Paris, una es este libro “Siempre estará Paris” de Guadalupe Loaeza, Te gustará

    Bonito fin de semana

    • Chaulafanita says:

      jajaja pues sí, será de verlo en otoño porque en verano no voy ni amarrada a Paris, no sólo por el calor y el bochorno que imagino que habrá sino porque si en pleno invierno, con frio intenso y lluvia y nieve había mares de turistas en todas partes no quiero ni imaginar lo que será en pleno verano, no no, paso de eso! :)
      A mí lo que me dejó mal pero mal fue el metro, que cantidad de gente, muy caótico y un montón de líneas y es que Paris es gigante…pero bueno, la ciudad lo vale, es preciosa! <3
      Voy a ver de que va el libro que me has recomendado, gracias Elizabeth!

      • Elizabeth says:

        De acuerdo total contigo, el metro, ya hasta me parece obsoleto, si le comparo con el de Madrid. Si mira lo que te digo, me lo esperaba más romántico como las fotos que ve uno, pero no, era como verlo sucio, caos total….no me gusta.
        A nosotros se nos ocurrió ir a pasar un año nuevo allá, mmmm nunca se te ocurra, no tiene nada especial (ni una mínima celebración o fuegos artificiales) y el metro se pone PEOR!!!

        Jijiji

  2. Arantxa says:

    Hola Julia,
    soy gran fan tuya y tuve la suerte de hacer tu curso autoretratos de la escuela de jackie rueda. Desde entonces me fascinan tus fotos. Además casualidades de la vida, hace dos años estuvimos en julio en Praga y justo después vi que vosotros también… y cual ha sido mi sorpresa este año que en diciembre estuvimos en Paris y ahora vosotros tb!! y me fascina más ver tus fotos teniendo tan reciente mi visita a esas ciudades… es como cuando ves una peli que está rodada en un sitio en el que acabas de estar hace poco. :-) Volver a ver estas ciudades con tus ojos es una delicia y me confimar aún más las preciosidades que hemos visto.
    Muchas gracias por compartirlo
    Pd: volveremos a coincidir en destino? :-)

    • Chaulafanita says:

      oh! de verdad? que gracioso!!!
      Pues no sé si vamos a coincidir, aún no tengo decidido para donde vamos la próxima vez…pero algo me dice que vá rumbo al norte :)
      Y tú?

      • Arantxa says:

        Pues tampoco lo sé aún… pero el norte siempre nos ha atraído jajajaja . Pero aunque no coincidamos seguro que nos descubres algún lugar increíblemente bonito. :-)

  3. A mí también me gustó mucho cuando fuí a visitar París por primera vez con mi marido y encima de Luna de Miel, hicimos Paris-Londres. COgimos el avión hasta PARIS en Madrid y luego el tren desde París a Londres, una pasada plantarse en Londres en tren desde París, lo haría siempre!

    beso grande

  4. Brownie Maus says:

    Mi favorita, sin duda alguna, es la foto del atardecer. Que espectáculo! – La foto tomada al interior del palacio de Versailles que publicaste en tu IG me dejó con ganas de ver más. Esperaré pacientemente por esa entrada. :-)

  5. Aldana says:

    Julia, la es verdad que no me canso de ver tus fotos! Son hermosas! <3 Qué lindo ir a Paris, es uno de mis sueños, pero lamentablemente vivo bastante lejos (Argentina) y la situación económica de nuestro país no es la mejor, con un tipo de cambio bastante complicado. Pero bueno, espero poder ir algún día y ver todos esos lugares hermosos que fotografiaste. Ojalá no te canses de que te ponga like en cada una de tus fotos de facebook e instagram. :P

    Un beso enorme!

  6. Ley says:

    Tus fotos de Paris es lo que siempre imaginamos todos que debe ser Paris. Y lo es, lo que pasa es que cuando te adentras un poco más en la ciudad, te das cuenta que cada día va en decadencia. Y es una lastima, pues la arquitectura de la ciudad es una belleza y con ese oui-oui tan sexy…
    Por allá he ido un par de veces y definitivamente volvería, solo que menos encantanda que antes.

    Saludos, Julia!

  7. Mary Elizabeth says:

    hola, Bello Post!

    Te entendí perfectamente! Me pasaba igual con las imagines de París en mi mente y por el mismo motivo la visite la primera vez en Invierno.
    Tenía que vivir y ver el frio, las lloviznas, la nieve, las tardes todo como en las películas. Pues así es más bello París!
    Saludos desde Australia

  8. Flac_k says:

    Que lindas fotos! yo tengo la impresión de que con mucho frío no se puede disfrutar, pero me has dado una muy buena lección.

    El hotel en el que estabas ubicada es bellísimo! en qué lugar privilegiado!

    Me encantó tu momento romántico parisinooo!!!!

    Un abrazo

    • Chaulafanita says:

      Si, es un hotel muy recomendable. Por si te interesa se llama: Hotel Mercure París Montmartre Sacre Coeur!

  9. Catalina says:

    Paris es precioso también en verano Julia! (no hace calor) y hay menos gente.

    es perfecto para tomar cafecitos afuera, senarse en uno de los puentes con un sandwhich o unos macarrones.

    Y la luz es hermosa también!

    Bellisismas tus fotos!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *