Hacienda Cusin.

Ayer por la tarde mientras me comía un postre que solía hacer mi mamá cuando yo vivía allí se me activó el botoncito de la Nostalgia. Para colmo justo recordé que hace un año que estuve en Ecuador para estas mismas fechas, así que rápidamente hice lo que suelo hacer en estos casos de nostalgia aguda, voy a mi computadora y abro las carpetas con las cientos de fotos que aún tengo SIN editar del viaje a Ecuador, mientras apaciguaba mi tristeza y terminaba mi dulce de las tres leches (les prometo poner la receta por aqui pronto!) descubrí las fotos que hice en la Hacienda Cusin y entonces solté la cuchara asustada porque me dí cuenta que aún después de un año no he hecho la reseña que me había prometido a mí misma que haría.
Pero bueno, nunca es tarde y si estas pensando viajar a Cayambe, Otavalo y El Lago San Pablo, pues este es tu sitio!
Nosotros lo descubrimos gracias a al recomendación de una familiar (Gracias Blanquita!) y ya desde que entramos a los jardines en busca de la recepción nos atrapó la belleza del lugar, montón de pájaritos, árboles, flores y sobretodo el aire puro de la montaña  y es que para los que no conocen esta parte del Ecuador debo decirles que es uno de mis sitios favoritos, no solo por los paisajes tan hermosos de los alrededores sino por su clima, es como vivir en una eterna primavera.
La Hacienda en sí tiene un gran terreno, muchas parte son jardines gigantes, pero claro tambien están las casonas principales en donde se encuentran las habitaciones y salas de estar, librería, etc etc.

Como ya acaban de ver en las fotos, es un sitio bastante acogedor, las habitaciones,  al menos la nuestra y la de mis papis estaban super lindas, bien arregladitas, se veía todo puesto con mucho gusto y hasta nos dieron una mini sorpresa ese mismo día que nos instalamos.
Por la noche cuando regresamos a las habitaciones para ya irnos a dormir estabamos con Markus sacando nuestras ropas de dormir y de repente Markus me dice que justo en el lado en donde yo iba a dormir estaba “calientito” como si alguien se hubiera sentado hace poquito encima jajajaja obviamente yo salí asustada con mi cepillo de dientes y semi desnuda del baño para ver si no me estaba tomando el pelo pero cuando abrimos las sábanas vimos que nos habían puesto una de estas Bolsas de Agua calientita que usan las abuelitas :)
Nos pareció un gesto super tierno y nos reímos bastante con las ocurrencias del fantasma friolento que había entrado a la habitación a dejarnos su bolsita de agua jajaja
Pero si las partes interiores eran asi de lindas como en las fotos, las partes externas y las vistas eran de ensueño, de hecho desde la ventana de mi habitación se veía un montón de árboles de limones, era precioso, me sentía como si estuviera viviendo en otros tiempos…
Mis papis no están acostumbrados a tanta naturaleza dentro de un “hotel” son más personas de ciudad, con su televisor bien puesto etc etc. Yo obviamente me olvidé de este punto cuando nos instalamos porque el sonido de la naturaleza era tan acogedor… pero si me dio un poco de miedo que mis padres no estuvieran muy a gusto. Al día siguiente me dijeron que no habían extrañado la televisión para nada jajaja, de hecho fue poner un pie en la cama y caer acurrucados con el silencio y al despertar oyendo los pajaritos.
Y es que eso es lo que tiene el quedarse en lugares alejados de las grandes ciudades, uno se puede desconectar un rato de carros ruidosos, negocios, en fin, del caos. A parte que casi no había gente hospedada en esos días, aunque ahora que lo recuerdo si que había gente pero eran extranjeros creo y esos son generalmente gente que va en busca de paz y naturaleza asi que casi ni se los oía cuando paseaban por los alrededores como nosotros…

No hace falta decir que Markus y yo estabamos enamoradísimos del lugar, dimos 365 vueltitas y siempre encontrábamos algo distinto y lindo que fotografiar, incluso una vez nos subimos por unas escaleras para ver las vistas y nos topamos con una pastora llevando su ganado y estaban tan cerquita que nos daba miedo que por andar sacándole fotos la pastora se trepara por ahi y nos dé en la cabeza con su super palo  jajaja
Creo que las fotos hablan por si solas, en definitiva la Hacienda Cusin fue el descubrimiento, sé que existen muchos sitios parecidos por esta zona, pero es que con esos paisajes y ese clima no es de extrañar. Y si vas en carro y deseas visitar Otavalo, Cayambe o bajarte al Lago entonces estás en una muy buena ubicación.
Para los que se han quedado tan prendados del sitio como yo y quieren ver como llegar y leer un poquito más sobre los servicios, precios, etc  les dejo aqui abajo su dirección web y sus números de teléfono.

Creo que si algún día van mis suegros de paseo seguro los llevaremos allí… A ellos que les encanta la primavera y las flores, estarán como en su casa :)
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on TumblrEmail this to someone


13 responses to “Hacienda Cusin.”

  1. Que preciosidad de lugar!. Transmite mucha paz, además de la que cuentas.
    Se me hace de esos lugares para volver siempre.

    Me encanto lo de la bolsita caliente jijiji. ¡Que detalle! ❤️

    Bonita semana 😉

  2. seelvana says:

    hermosa excursión nos diste!
    que se te vaya la nostalgia y buen provecho.

  3. Excelentes fotos, y muy buenos comentarios de ese mágico lugar de nuestro lindo Ecuador. Admiro mucho tu trabajo que es digno de imitar por quienes somos aficionados a la fotografía. Enhorabuena por tu blog, me ha encantado.
    Pásate por mio en: http://misojosasiloven.blogspot.com.es/…y ya me contarás.

    Un saludo.

  4. BABICITA says:

    Pero que lindo post, me transportè a las vacaciones del año pasado junto a ustedes, como lo disfrutamos, y que lugar tan hermoso, pásale el post a la pagina de la Hacienda Cusin, las fotografías son de lujo. besitos, la mami.

  5. Rosa says:

    Que lugar tan hermoso.

  6. Sofia says:

    Ya me dieron ganas de conocer ese lugar! Que hermosas fotos!

  7. Flac_k says:

    Que lindo! A mi si me dan un poquito de miedo estos sitios como tan “históricos” porque seguro tienen fantasma propio! jajaja.

    Mentira, se ve que la pasaron divino y que desconectarse es una buena práctica así a veces se sienta raro en estos tiempos.

    Un abrazo!

  8. Genín says:

    ¡Una verdadera maravilla!
    Yo de Ecuador solo conozco la capital, Quito que me encantó, aunque crucé el país por carretera no se puede decir que lo conocí, tu sabes lo que es viajar así, sin casi parar, pero estuve muy poco tiempo en un viaje que hicimos por carretera desde Caracas a La Paz, Bolivia, fue una enorme aventura que tengo en mis recuerdos, por cierto que los recuerdos son el tema de mi última entrada.
    Besos y salud

  9. Anonymous says:

    Super lindas fotos Chaula!
    La verdad es q en Imbabura hay muchos sitios de esos.
    Te recomiendo la Hacienda Pinsaquí, es una maravilla.
    Saludos,
    Ely

  10. Lily Eriksen says:

    Hermoso! :)

    A mi también me gustan los lugares así :)

  11. Anonymous says:

    hermosisimo

  12. la tani says:

    Trabajo en turismo en Ecuador y la Hacienda Cusin es de mis favoritas. Hace poco aconsejo mirar tu publicación. Estuvo muy bueno pasarme por aquí y leerte..muy buena redacción de tu visita, felicito tu acertado blog y me alegra que te deleites con cada lugar único y amable de nuestro lindo Ecuador.
    Saludos

  13. Erica says:

    Lugar mágico y fotos espectaculares!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *