Cumpleañera en Austria.

Probablemente mi época favorita del año. Y es que últimamente me he dado cuenta de algo… en cada invierno me pongo un 50% más creativa. Y ya sé que me dirán bicho raro y todo lo demás, pero es algo que no puedo cambiar. No sé exactamente en qué reside esta fascinación pero algo tiene que ver con el frío me imagino…y con las nubes y esa luz suave que lo baña todo de romance y si uno tiene suerte, incluso hasta pueden llegar copitos de nieve que lo embellecen todo aún más.

Para mí el invierno significa tiempo perfecto para leer, para fotografiar, para dormir, para pasear arropada, para recostarme en mi sillón favorito con un buen libro, para comer dulces y tomar té, a parte que precisamente en enero festejo mi cumpleaños y bueno viviendo en Austria siempre tengo la oportunidad de que si la nieve no llega el 6 de enero, puedo ir a buscarla sin tener que irme muy a las afueras :)

Esta vez mi Kusitus me regaló un viaje a Semmering.. es un antiguo lugar dónde las familias adineradas austríacas solían irse de vacaciones invernales a patinar y disfrutar de la nieve. Por supuesto con el tiempo todo esto ha cambiado y ahora es mucho más fácil llegar a otros lugares, así que se podría decir que Semmering quedó un poco rezagado.. pero para disfrutar de una buena caminata y para saciar mis deseos de ver nieve, resultó que era el lugar perfecto. Además porque tenía muchas ganas de regresar a dormir a mi cama y como sólo queda a una hora de Viena en tren… el destino perfecto pues!

Como pueden ver, tampoco es que hubiera muchísima nieve, de hecho nos tocó un día muy soleado, pero como ya es típico en las montañas, había neblina, sol, nieve, lluvia, etc.. todo al mismo tiempo. Y sí que hay gente en las estaciones de esquiar, de hecho era mi primera vez en una. Y no, no se piensen que voy a subir aquí el respectivo video partiéndome la jeta por no saber esquiar porque no lo hay (si, ya sé, soy una aburrida) pero para mi el disfrute está en poder hacer fotos, así que en ese sentido estuve más que contenta! Quién sabe, a lo mejor en el futuro me lanzo a aprender eso de esquiar, pero mientras tanto… de lejitos no más.

Y bueno, mi paseo de cumpleaños estuvo bellísimo sobretodo porque estuve con mi esposo, que sabe como mimarme y hacerme feliz. Regresamos a casa al atardecer y justo a tiempo para cenar un poquito de relleno (una de mis comidas favoritas) que había quedado bien guardado bajo llave desde el 31 de diciembre..y luego ya acomodados en nuestro sofá con nuestras respectivas ropas de dormir y frente al Netflix comimos torta <3.. y cómo verán aquí abajo, una bastante fotogénica!

Definitivamente empezar el año así sólo puede significar que buenas cosas están por venir! Espero ustedes también hayan tenido un inicio del 2018 bastante encantador.

Pd. Espero regresar  a escribir un poquito más constantemente en mi blog. Veremos si lo logro…



3 responses to “Cumpleañera en Austria.”

  1. Ana says:

    Hola! Gracias por la recomendación. Vivo en Viena desde hace varios años, pero he explorado poco los alrededores. Tu post y sobre todo tus fotos me han animado para ir a ver Semmering :)

    Feliz cumpleaños!

    Un saludo,
    Ana

  2. Ane says:

    Si, por favor, lógralo…”te he descubierto” hace poco y me encantan tus fotos, tus historias, tus selfies..todo.
    Ane

  3. Alesi Garcia says:

    Hola,

    Que encanto de cumpleaños, las fotos lo dicen todo ♥
    Asi rodeada de amor solo pueden salir cosas buenas para este 2018, felicidades atrasadas pero con mucho cariño, gracias por compartir fotos tan hermosas y tus anecdotas que me encantan.
    =)
    No abandones el blog.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *