Cómo es vivir en Europa?

Siempre me llegan muchas preguntas sobre: Cómo es para una “latina” la experiencia de vivir en Europa? Hay muchas diferencias entre ambas sociedades? Así que después de pensármelo mucho creo que ya teniendo tantos años viviendo aquí puedo ir enumerando poco a poco las diferencias (grandes y pequeñas) que hay para las personas que venimos de otra cultura que no es la Europea. Si estás por mudarte o si simplemente te interesa saber un poquito más puedes continuar leyendo

  1. Para mí una de las diferencias principales (y por esa razón la coloco cómo la #1) es la educación. No me refiero a ser mal educado (ya hablaremos de eso más abajo) sino al concepto que tiene que ver más con estudios, preparación, etc. Aquí la gente suele casi siempre terminar sus estudios y es la cosa más normal del mundo hacer doctorados o cursos de formación por mucho mucho tiempo.

  2. Animales/Mascotas: Esta es otra de las cosas que llama mucho la atención a los latinos que vienen por primera vez a Europa. En Ecuador por ejemplo es la cosa más común ver montones de gatos, perros etc, sin hogar, estando en la calle, muriéndose de hambre, sobreviviendo por lo que la gente buenamente les da. Aquí, (en Madrid un poco menos quizás) esas escenas de animalitos desamparados es casi nula. De hecho, ver un animal en la calle es ya en sí una cosa rarísima. Si sucede el caso, probablemente es porque se ha perdido y en ese caso casi siempre hay personas que se ocupan del problema y en poco tiempo todo ha pasado y el animal vuelve con sus dueños.  El otro día, se había caído un pájaro aquí detrás en los patios traseros de donde vivo, vino la policía trayendo herramientas, escaleras, etc para poder salvar la vida del pobre pajarito. Menos mal todo salió bien. Y ese es simplemente un ejemplo.

  3. Escaleras Eléctricas: No sé como seguirá siendo en Latinoamérica pero al menos cuando yo vivía ahí las escaleras eléctricas en los centros comerciales eran sinónimo de vagancia, todos las agarran y todos suben como quieren, del lado derecho, del lado izquierdo, se ponen en medio, si van dos personas se ponen una al lado del otro para conversar y si viene alguien con prisas, que se las aguante. Pues bien, eso aquí está muy pero que muy mal visto. Para comenzar se usan por igual las escaleras normales como las eléctricas y los europeos suelen respetar las prisas o lentitudes de los demás. La gente se coloca del lado derecho (si sube o si baja) para que del lado izquierdo (así como en las carreteras al manejar) la gente pueda “rebasar” a los demás en caso de tener prisa. A mí me parece la cosa más cool del mundo, primero porque casi nunca hay atascos y segundo porque si realmente te interesa agarrar ese tren/tranvía/bus teniendo el espacio izquierdo para ti es muy factible que logres alcanzarlo. Si vienen a Europa y ven atascos en las escaleras o gente que  no respeta lo de ponerse del lado derecho es porque o son turistas o inmigrantes que no han aprendido el uso europeo de las escaleras.

  4. Paso de peatones/ pasos cebra: Este es otro tema muy preocupante para las personas que  vienen de afuera. En Ecuador el paso cebra está muchas veces puesto de adorno, literalmente, nadie lo usa, ni los que van manejando y peor los peatones porque saben que paso cebra es sinónimo de: Ven y atropéllame. En Alemania (en Austria un poco menos) el respeto a los pasos cebra es vital. Cruzarte la calle con un semáforo en rojo ya es impensable. Si lo haces probablemente recibas palabras poco cariñosas de las personas que estaban esperando contigo para cruzar. Yo esto lo he aprendido a rajatabla. Así sea la única esperando y no haya ningún carro a la vista. Ahí me quedo paradita esperando que el semáforo se ponga en verde.

  5. Baños Públicos: Ir a los baños públicos en Ecuador es como encerrarte en un pequeño infierno aguantándote las ganas de vomitar todo el tiempo por el asco al rededor y por los malos olores. Lo sé, es horripilante, es cómo para tener pesadillas por semanas. O si vas de viaje y por desgracia tienes que hacer pipí y paran en una gasolinera, agárrate porque el baño que te espera será toda una experiencia. Aquí claro que también puedes tener alguna mala experiencia pero en general casi siempre (incluidos los baños de las carreteras!) están bastante limpios, podría parecer increíble pero es así, incluso otra cosa que me encanta es que hay baños públicos en todos lados así que no hay que tener miedo de no encontrar uno aceptable cuando estás paseando. Claro que eso de encontrar baños limpios y relucientes tiene su truco: 0,50 euros o a veces 1 euros. Sí, aquí se suele pagar para poder hacer uso de esos baños pero de verdad yo pago con gusto ese dinero si a cambio voy tranquila y sin tener que taparme la nariz ni tener arcadas del asco.

  6. Negocios ambulantes: Si en Latinoamérica saliste y te olvidaste de traer de tu casa comida o bebida o lo que sea, pues no pasa nada, en el trayecto del bus probablemente te topes con montones de vendedores ambulantes que te venden hasta las cosas menos pensadas. Eso jamás encontrarás en Austria/Alemania. En Madrid a veces si había alguno que otro pero nada en comparación con la cantidad de vendedores en Latinoamérica por supuesto. Aquí está prohibido y obvio también muy mal visto. Es otra de las cosas que me gusta, poder subirme al transporte público sin tener que ir escuchando las súplicas/cánticos/ gritos de los vendedores.

  7. Hablando de Transporte Público, en Ecuador si no tienes carro todos te ven con cara de pobrecito, no tiene carro! Pues… aquí no, aquí la gente se compra carro cuando realmente lo necesita. Si vive lejos por ejemplo, entonces sí que vale conseguirse un carro. Si vives en el centro lo más normal del mundo es NO tener carro. El transporte público es excelente y básicamente usándolo puedes llegar a cualquier parte. Yo estoy muy a favor de esto, a parte que se contamina mucho menos!

  8. Aquí los buses/trenes/tranvías, son conducidos tanto por hombres como por mujeres.

  9. Recolección de Basura: Este es un tema controvertido para mí, porque tengo que admitir que aún después de tanto años sigo sin poder separar la basura como es debido. En Ecuador no hay ese problema, agarras todo todito todo (vidrios, plásticos, restos de comida, electrodomésticos) y los metes en una gran bolsa y los dejas en la calle para que el carro de la basura se lo lleve todo y punto. Aquí existe la cultura de la “Separación de la Basura”. Hay grandes contenedores para vidrios (incluso para diferenciar vidrios blancos de vidrios de colores!!!) otros para envases plásticos, otro para metal e incluso hay contenedores para ropa usada. Los restos de comida si se recogen en el basurero de la cocina y luego se van a dejar en el contenedor de restos. Es decir en otras palabras, toda la basura se divide, toda toda. Las pilas se dejan en cajones especiales que a veces puedes encontrar en las entradas de algunos supermercados. Y si se te daña algún electrodoméstico pues los acumulas y luego cuando ya tengas una bolsa más o menos grandecita te vas a las afueras a una central especial en donde puedes dejarlos. Ni se te ocurra agarrar tu televisor o tu aspiradora dañada y dejarla afuera en la calle para que “alguien” se la lleve. Ah, por cierto, aquí en Austria  no hay pero en Alemania (y es que los alemanes son como los Maestros de la separación de basura!)  incluso reciclan las botellas de plástico y reciben dinero a cambio! Hay maquinas especiales en donde vas y metes todas tus botellas vacías y luego te devuelven las prendas por cada botella. Cool, verdad?

  10. Y ya que estamos con la basura, decirles que en Europa (al menos en donde yo he vivido) los papeles higiénicos que usamos no van al tacho de basura (porque muchas veces no hay) sino que se arrojan a la misma taza de baño/retrete. Y antes de que empiecen a preguntarse (pero Dios! entonces esas alcantarillas deben estar todas atascadas llenas de papel higiénico!) pues no, realmente el servicio de alcantarillado aquí no es como el que se conoce por allá. Se le da mucho mantenimiento y no existe ningún tipo de problema. Eso sí, las toallas sanitarias NO se arrojan al retrete, ni al de casa ni en el de los baños públicos, en los baños públicos hay funditas especiales para que una puedas meter ahí las toallas y luego meterlas dentro de un tacho especial.

  11. El uso de fundas plásticas en Latinoamérica es descomunal. Sobretodo en los supermercados, te dan fundas por cualquier tontería que compres, al final regresas a casa con miles de fundas. En Europa el uso de fundas es bastante limitado o al menos es lo que se intenta. Empezando por los mismos consumidores que van al supermercado, aquí cada uno vá llevando su carrito de compras o sus fundas de tela (que se pueden usar por muchos muchos años). Si has olvidado llevar tus propias bolsas o carrito de compras, no pasa, aún puedes conseguir fundas de plástico pero eso sí, tendrás que pagarlas. Probablemente la próxima vez ya no te olvides de llevar tu propia bolsita de tela 🙂

  12. Cultura de Flores: Este es otro punto que siempre sorprende incluso a algunos europeos, porque esto de la cultura de flores no se da en toda Europa. Aquí podrás encontrar venta de flores casi en cada esquina, hay puestos en las estaciones, en los centros comerciales, en cada barrio existen al menos unas 3 o 4 Florerías. Y no son comercios donde suelen ir a comprar sólo mujeres, al contrario, es muy normal ver a hombres comprando flores (para llevar a sus esposas, esposos por si alguien está enfermo o simplemente porque sí!).

  13. Y sí, en el número #12  leíste perfectamente cuando digo que hay hombres llevando flores probablemente a sus esposos. No no hay ningún tipo de error tipográfico ni nada, aquí hay tanto parejas de hombres con mujeres, como de hombres con hombres, mujeres con mujeres, etc etc etc. Y sí yo sé que este tema en Latinoamérica y en algunos otros sitios (aún, lamentablemente) están muy mal vistos pero aquí no es así. Mientras haya respeto y amor porque no? Acaso no son seres humanos como tú? como yo? Personalmente creo que cada persona tiene derecho a amar y ser amada y ser feliz y sentirse en paz consigo misma. Así que obviamente estoy muy a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo. Si se quieren no veo porqué no pueden estar juntas.

  14. Bicicletas: En la capital del Ecuador si que ví alguna que otra pero en parques o en montañas, y son principalmente bicicletas de montañismo, bicicletas deportivas. En Europa las bicicletas se usan tanto como los carros, sobretodo en ciudades como Amsterdam, Münster o Copenhagen. En Viena también se usan pero en menos cantidad. A lo mejor en algunos años esto cambiará. Pero en Copenhagen por ejemplo se usan en promedio más bicicletas que carros. Hay vías especiales para bicicletas , semáforos etc…todo.

  15. Sabes eso de estar enfermo/a e ir a la farmacia más cercana y contarle todas tus penas a quién esté atendiendo allí y finalmente te manda unas medicinas y resulta que finalmente nunca te ayudaron o al contrario te enfermaste más? Bueno, eso será probablemente porque la persona que te atendió no era farmacéutico, ni doctor ni nada por el estilo y simplemente vende cosas ahí. Para trabajar en una Farmacia en Europa necesitas mucho más que una sonrisa agradable, necesitas ser farmacéutico, es decir necesitas saber de medicinas! Eso no significa que vas ahí y puedes conseguir cualquier tipo de medicina solo porque el farmacéutico te la recomendó. Pues no, para la mayoría de medicinas necesitarás receta. Lo siento pero es así.

  16. Hablando de medicina, aquí la hay pública y privada. La pública (en España sobretodo) es excelente,  buenos doctores, variedad de exámenes, maquinas modernas, etc etc. Lo único malo son las listas de espera, a veces te las dan recién para dentro de 4 o 5 meses. Por eso si crees que es urgente, más vale seguir insistiendo para ver si te dan una cita más cercana. La medicina privada pues bien, es eso, privada o como privada es carísima, prepárate para pagar 100 ó 150 euros  por una cita de lo más normalista. Pero claro, por ser de pago las esperas son menos largas y la atención es más personalizada.

  17. Personas con discapacidades: En las estaciones y edificios es obligatorio la presencia de ascensores o escaleras especiales para personas con sillas de ruedas. En los trenes o tranvías hay sitios especiales para personas con discapacidad, embarazadas, mujeres con niños o personas con maletas.

  18. Educación y niños: Dar un cocacho, una cachetada, jalar las orejas, tirarles objetos, gritarles, agarrarlos fuertemente del brazo, arrastrarlos, etc etc. Todo eso está sumamente prohibido aquí. Ya sé que en Ecuador por ejemplo eso es pan de cada día, cachetear o gritar al hijo/a es tan fácil como encender la tele. A lo mejor estos últimos años ha ido cambiando ese pensamiento pero supongo que en gran parte sigue ahí y será muy difícil de erradicar. Y ustedes se preguntan: Acaso no hay niños malcriados, molestosos y chillones aquí en Europa o qué? Les respondo, que por supuesto que los hay; aquí en Austria, en Copenhagen, así como en la China y en el Africa. Los hay sí, y mucho! Pero al menos en esta parte del planeta se educa de otra manera. Mi esposo y sus hermanos nunca fueron golpeados, se los educó con palabras y hechos, con cariño, haciéndoles entender. Ninguno de ellos resultó ser una desgracia para la familia. Todos son profesionales (matemático, físico e historiador(Markus)) y aman y respetan a sus padres por sobre todas las cosas.

  19. Aprender a ser independientes: Esa es otra de las cosas que más me sorprendió a mí en lo personal cuando me mudé aquí. En las sociedades latinas se tiende mucho a sobre proteger y cambio se crían niños y futuras personas siempre temerosas de hacer sus propias cosas, siempre esperanzadas a que papá o mamá resuelven sus cosas, desde lavar sus ropas, llevarlos a todos lados y luego de adultos afrontar incluso sus propios gastos. Aquí desde pequeñitos los niños aprender a ser solidarios e independientes, se van a sus escuelas solitos, hacen sus tareas solos, si necesitan ayuda la piden claro, pero no delegan el deber a sus padres. No es nada raro ver en los aeropuertos a los niños viajando y arrastrando sus propias maletitas (al igual que sus padres arrastras las suyas). Aprenden lo que es ser responsables desde pequeñitos y eso es algo que en las sociedades europeas se nota muchísimo. Los chicos/cas jóvenes son más libres, viajan, conocen, no tienen ningún tipo de problema en mudarse a otra ciudad si es que la Universidad a la que quieren ir está ahí, son en general mucho más abiertos. Gracias a esa clase de crianza, al llegar a la edad adulta se hacen grandes profesionales y personas cultivadas, que hablan varios idiomas, que pueden hablar de todo un poquito, que siempre están curiosos por aprender y enriquecer su cerebro.

  20. Libros, Arte y Deporte: La otra vez me enteré que aquí hay escuelas de arte! No me refiero a centros a donde van los niños a aprender un par de horas y luego regresan a sus casas. Me refiero a Escuelas de verdad! Así como las que hay en Ecuador para estudiar Contabilidad ( como lo que yo estudié). Escuelas en donde todas las materias tienen algo que ver con arte. Pueden imaginarse eso? Cuando me enteré me puse super feliz pero al mimos tiempo muy triste. Pensé que si yo hubiera crecido aquí probablemente hubiera asistido a alguna de esas escuelas y habría estudiado algo con lo que sí me sentía identificada. Y ojo que no por ser escuelas/colegios de arte (los hay sólo de Deportes también!) sean peores o estén por debajo de las demás escuelas. Simplemente aquí se analiza mucho a los niños y que es lo mejor para cada uno, si está inclinado más hacia los números o si tienen dotes más artísticos, todo vale. Incluso si tiene buen oído y le encanta tocar instrumentos… o si tiene predisposición para el baile ( Debo mencionar que a los niños aquí no se les suele aplaudir y celebrar si saben moverse desarticulados bailando reguetón y  hacer movimientos claramente con connotaciones sexuales, cosa que en Ecuador/Latinoamérica en cada fiesta/reunión familiar se suele hacer). Si realmente los niños quieren aprender a bailar, se les mete en escuelas de baile especiales, para que aprendan desde el Charleston, pasando por el vals y terminando por el tango o por el ballet.

Bueno, esas han sido las primeras 20 diferencias que encuentro viviendo aquí. Por favor, cada uno de los ítems es mi opinión personal y quiero que quede muy claro que no deseo ofender a nadie. Cada punto lo he escrito desde mis experiencias personales de haber vivido en Ecuador gran parte de mi vida y de llevar ya casi 11 años viviendo en Europa. Si tienes alguna idea/opinión diferente, siempre puedes comentar por supuesto.

Cuando logre agrupar mas diferencias vendré probablemente aquí a escribir la segunda parte. Y si eres una de esas personas que como yo ahora viven de este lado del charco y has tenido experiencias positivas/negativas, me gustaría leerlas.

Julia.

 

3 thoughts on “Cómo es vivir en Europa?

  1. Hola Julia, sigo hace más de un año tu cuenta y vivo hace 20 meses en Madrid, para mi lo más destacable es la seguridad. Sin embargo me da un poco de tristeza que en tus puntos de diferencia pones todos casi positivos hacia Europa, lo cual me parece que no es lo más justo. Por ejemplo citaré si me permites algunas cosas positivas que hay en Latinoamérica que aquí es un poco chocante.

    1. Educación/Respeto, en Europa son respetuosos, si, pero son también más directos en mucha cosas. Cuando intentas ser educado suelen interpretarlo como una burla o que pereza me das. (Hablo en el ámbito laboral y bajo mi experiencia)

    2. Emprender en un país europeo es sumamente difícil, económica y logísticamente.

    3. La comida es muy artificial, hablo de las frutas y verduras que parecen las que se usan de mentiritas para una sesión fotográfica, llena de químicos y que te Durán un año casi sin descomponerse.

    4. Los europeos son amables, pero no cercanos, por su alta “independencia” (que en algunos me parece un poco egoísta, porque luego solo piensan en vivir solos y no ayudan a sus padres y se despegan casi totalmente de ellos) es como que muy pocas veces se muestran cercanos de darte un abrazo, unas palmadas en el hombro o así… Cuando es tu cumpleaños esperan que seas tú quien lleve la comida a la empresa y ofrezcas a todos y ni siquiera te cantan el cumpleaños feliz.

    5. Último creo, de momento. Tiran mucha comida, por todos sitios, si van a un restaurante o si la preparan ellos mismo, compran comida que luego terminan tirando mientras en otros países es muy escaso.

    En fin, es mi poca experiencia las cosas buenas de Europa ya las has dicho tu. 🙂 También es más barato comprar cosas “de marca”

    Un saludo,
    Jessica
    Guayaquileña, diseñadora politécnica, etc etc…

  2. Me ha sorprendido mucho, como europea (de Barcelona), que te sorprendan estas cosas. 🙂
    Es algo que me encanta, ver culturas que a priori no parecen tan distintas y descubrir que sí que lo son.

    Está claro que no en todos los sitios de Europa es lo mismo: por ejemplo en UK lo de las escaleras mecánicas es tal y como dices mientras que en España somos más maleducados. Y los baños públicos en España también son bastante asquerosos! jaja

    A mí, de Inglaterra, también me sorprendieron cosas y eso que está aquí al lado, pero cuando estuve viviendo allí me sorprendió mucho, cosas como lo educados que son, por ejemplo en el metro un día llevaba una maleta porque iba al aeropuerto, y 3 personas distintas en diferentes momentos me preguntaron si necesitaba ayuda para subir la maleta. En España eso es impensable… a menos que te la quieran robar!

    🙂 Me ha gustado mucho este post!
    besos!!

  3. Todo lo que dices es muy cierto, yo lo pude constatar en el tiempo que estuve en Europa, hay mucha diferencia . Acá en Ecuador ha mejorado un poco el asunto de los servicios higiénicos en las carreteras especialmente para ir al Austro, y en algunos lugares hay que pagar también entre 15 y 25 centavos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *